Lottery24 – Juega a la lotería en línea, de forma segura.
El cambio de vida de una enfermera de Sydney tras ganar la Powerball australiana
Volver a noticias

El cambio de vida de una enfermera de Sydney tras ganar la Powerball australiana

La suerte se puso del lado de una enfermera de Sydney, una madre de 40 años que logró hacerse con un jugoso bote que ascendía a la friolera de 107 millones de dólares en la Powerball australiana. Desde entonces, has transcurrido poco más de dos años y medio desde que ganó esta fortuna, habiendo logrado uno de los premios históricos del país.

Fue durante el mes de enero de 2019 cuando la humilde enfermera recibió una llamada telefónica que cambió su vida para siempre, una llamada que la convirtió en multimillonaria en un abrir y cerrar de ojos. A pesar de haber ganado esta gran fortuna en la Powerball australiana, la mujer sorprendió a todo el país cuando afirmó que al día siguiente iría a trabajar como cualquier otro día.

La ganadora y su marido han seguido trabajando

La ganadora señalo que "¡No sé por qué la gente estaba tan sorprendida! Sigo trabajando y mi esposo también sigue trabajando. ¡Ambos amamos nuestro trabajo!". La mujer de Sydney destacó que tanto ella como su esposo siempre habían sido apasionados por contribuir a la comunidad. Y gracias a este gran premio obtenido en la Powerball australiana han conseguido crear un legado que continuará mucho más allá de sus vidas.

La mujer indicó que con este nueva fortuna han podido comprar una nueva y bonita casa que perdurará durante la próximas generaciones, ya que es algo con lo que siempre habían soñado. Asimismo, la agraciada afirma que han podido realizar algunas donaciones realmente importantes y no dejan de plantearse brindar nuevas ayudas a quienes puedan precisarlo con lo que les queda de su fortuna de la Powerball australiana.

Sigue haciendo todo, excepto planchar

A pesar de haber ganado la Powerball australiana, esta madre y enfermera de Sydney sigue con los pies sobre tierra, de hechose encarga de limpiarsu casa y hacer las compras que se necesitan, pero confesó que había una tarea que no pensó dos veces en deshacerse."Nunca he sido de las que planchan, ahora tengo a alguien que plancha por mí y eso ha sido impagable", mencionó riéndose.

"Limpiaré y cocinaré, pero estoy más que feliz de no volver a coger una plancha nunca más", añadió. Asimismo, dijo que era maravilloso entrar a una librería y comprar cualquier libro, disfrutar cada día de flores frescas o comprar una botella del mejor vino. También hizo hincapié en lo increíble que era poder viajar con su familia, ya que nunca pensó que se pudieran permitir hacer algo así.

¡Juega online a tus loterías favoritas desde Lottery24.es!